Blogia
HISTORIAS DE UN CAMARERO DECADENTE

NIÑO PEQUEÑA

Imaginate que eres el hermano pequeño de una familia de cuatro hermanos, todos ellos, incluido tu, varones, osease, todos hombres. Al nacer, tu padre acude al registro y te pone de nombre Manolo, no obstante tu madre deseaba tener una niña y el parto mediante el cual tu has nacido ha sido complicado y tu madre no podrá tener más niños.

Así que tu madre te deja el pelo largo, te viste de niña y te llama Laura, no solo eso sino que te presenta a sus amigos y familiares como Laura, con tu pelito largo, tus pendientes y tus vestiditos de niña. Cuando ya cumples 4 años empieza a ser evidente que no eres una niña y tu madre desiste en vestirte como una niña y por primera vez en tu vida te visten como a un chico.

A día de hoy, la persona un tanto bebida que me contaba esta historia y me enseñaba la foto de una niña de unos 2 años que aseguraba que era el, seguia queriendo a su madre pese a que durante los 45 años de vida que habia vivido Manolo, ella, le seguia llamando Laura.

Siempre me ha llamado Laura, delante de todo el mundo, al principio fue gracioso, luego pasó a ser ridículo y finalmente nos acostumbramos... dice Manolo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Ana Dellafina -

A ver o que escrebes de ese puente de mierda... A mi me hace falta descargar... Soy camarera...

El Bartender -

Hace mucho que no comentaba por aquí. Sigue sirviendo tragos igual que yo?

Nany -

conoci a un chico asi hace muchos años... lo cumbre y cruel del asunto es que la madre era psicologo...
Como siempre dicen: En casa de herrero, cuchillo de palo.
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres