Blogia

HISTORIAS DE UN CAMARERO DECADENTE

GOLPES

La bota subia y bajaba abriendo una nueva brecha de la cual brotaba la sangre cada vez que se estrellaba contra la cara del pobre chico que estaba echo un ovillo acurrucado en el suelo y medio inconsciente. La enorme cantidad de sangre que salpicaba con cada impacto no parecia importar al agresor que cada vez subia más el talón por detras de su espalda para impulsar su pie con más fuerza contra el pobre desgraciado que era el objetivo de los impactos. Cada vez que la bota bajaba, subia la factura del dentista.

...

Lo sujetaban por los brazos entre dos y un tercero le golpeaba con ambos puños la cabeza, cuando incosciente por los golpes, su destrozada cabeza, caia sobre su espalda o sobre su pecho, era su estómago el que era castigado por los puños durante unos golpes asta que alguno de los tres lo cogia por la cabellera y le levantaba la cabeza sujetándola para que reciviera varios golpes más.

...

Estaba como dormido, ajeno al mundo, con los ojos cerrados, tumbado sobre el suelo en una postura incómoda, pareceria que se habia quedado dormido debido a la borrachera sino fuera por las abundantes y aparatosas heridas que recubrian su cuerpo sangrando abundantemente que no parecian apiadar a los cinco jóvenes, que a su alrededor, continuaban pisándolo y sacudiendoles patadas.

...

La primera vez que la barra de hierro se estrelló contra su cabeza, vastó para arrojarlo contra el suelo completamente inconsciente. Las decenas de golpes que recibio a continuación y que le rompieron casi todos los huesos del cuerpo le servirian para recordarle aquella noche para siempre.

...

Hubiese sido una sonrisa preciosa sino fuera porque le faltaban un par de palas, hubiesen sido unos ojos preciosos sino fuera porque estaban amoratados por los golpes y la hubiera considerado guapa sino fuera porque todavia tenia en la cara las consecuencias de la última paliza, se fue rápido de la barra con dos copas, con la suya y con la del chulo para el que trabajaba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL LADRÓN DE CERVEZA

EL LADRÓN DE CERVEZA

Habia sido una noche larga, la fiesta habia acabado y los trabajadores contratados para recoger la carpa donde se habia realizado dicha fiesta, comenzaban a recoger las barras, las luces y el equipo de sonido, no obstante el recinto donde se habia celebrado la fiesta no habia sido desalojado del todo y todavia quedaban diversos grupos de fiesteros dispersos por el local avanzando hacia la salida.

Un personaje claramente borracho se acerca a la barra con aire indeciso, nos observa, mira hacia los trabajadores que se encuentran desmontando la barra, se asegura que nadie le mira y en dos pasos se situa frente al tirador de cerveza, mira a derecha y a izquierda asegurandose de nuevo que nadie le mira, tal vez si no estuviera tan borracho, se daria cuenta de que todo el mundo le está mirando.

Recoje un vaso usado de la barra, lo situa debajo del grifo de cerveza y con la otra mano acciona el tirador del grifo con lo que la cerveza empieza a manar hacia el vaso. Continua mirando a izquierda y a derecha para comprovar que nadie observa su robo pero sigue sin enterarse de que todo el mundo le mira, tal vez si mirase lo que está haciendo se daria cuenta de que la cerveza está callendo directamente sobre la barra puesto que el vaso está desfondado.

El ladrón de cerveza continua intentando llenar su vaso sin conseguirlo durante 2 minutos de reloj hasta que uno de los empleados que se encuentran recojiendo la barra se cansa de reirse de la incompetenia del ladrón y le lanza un montón de vasos de plástico que le golpean en la cara.

Desorientado el ladrón de cerveza cae de culo y sintiendose descubierto empieza a huir, tras caer al suelo de bruces un par de veces consigue salir por la puerta de salida entre las carcajadas de todo aquel que se encuentra en el recinto.

El empleado que le habia arrojado los vasos se acerca a la barra y cierra el grifo del que todavia manaba cerveza.

NO TE VAYAS A CORTAR

NO TE VAYAS A CORTAR

La muchacha bailaba al son de la música en la sala poco abarrotada de gente, tal vez fue debido a la poca afluencia de público por lo que a la muchacha se le antojó como buena la idea de descalzarse de esos molestos tacones que ivan a juego con su vestido para las ocasiones especiales.

Cuando me di cuenta de que la muchacha bailaba descalza con los zapatos colgando de su mano por las taloneras, le recomende que se calzara puesto que el bailar descalza por una sala de fiestas es un tanto peligroso, no obstante la muchacha me respondio que solo habia bebido agua.

Sin entender que tenia que ver el "solo beber agua" con el cortarse el pie con un cristal, le vuelvo a recomendar que se calce puesto que aunque el suelo parezca limpio, es muy posible que haya cristales o que al romperse un vaso por los alrededores, uno de los fragmentos acabe deslizandose bajo su pie produciendole un aparatoso corte.

Ella contesta que le da igual, la música y ella son un solo ente y en ese estado de extasis el calzarse supondria un corte de rollo muy malo, le contesto que lo que realmente supondria un corte de rollo muy malo seria el tener que desplazarse rapidamente al hospital para que le cosieran el pie.

La muchacha me dice que es consciente del riesgo y que corre de su cuenta, le digo que por una imprudencia suya un compañero mio tendrá que salir a la sala y limpiar el regero de sangre que vaya dejando, que cometa las imprudencias cuando solo le impliquen a ella, no obstante la muchacha me llama exagerado y continua bailando descalza.

Cojo el vaso con el cristal más fino que se encuentra en la barra, llamo la atención de la muchacha y lo estrello contra el suelo a medio metro de sus pies descalzos los cuales son inmediatamente rodeados por decenas de fragmentos brillantes y cortantes.

La muchacha se queda pálida, me mira incrédula y se calza inmediatamente.

PONME UN CAFÉ

PONME UN CAFÉ

Café amargo:

El camarero sirve un cafe americano (Cafe solo con mucha agua) y el cliente le pide que le haga entrega de hasta 7 azucarillos más, los cuales arroja dentro de la taza en la que se encuentra su humeante cafe, no obstante el camarero se estraña de que el cliente, tras depositar tanto azucar en la taza, no de vueltas al cafe para facilitar la mezcla entre el azucar y el negro líquido.

Movido por la curiosidad el camarero decide preguntarle al cliente por el motivo por el cual no revuelve el cafe. El cliente contesta que le gusta el cafe amargo.

Café emplatado:

Un camarero con poco pulso sirve un cafe con leche en una mesa, la taza se encuentra apoyada sobre un platillo que es agarrado por el tembloroso camarero.

El cafe llega a su destino con mucho de su contenido derramado sobre el platillo, tras depositar el cafe sobre la mesa en la cual se encotraba la clienta que esperaba el cafe, percibe cierto reproche en la mirada tras percatarse en la piscina de cafe que se habia formado en el platillo.

El camarero se dirige a la clienta y le dice que cuando se acabe lo de la taza, puede seguir con lo del platillo.

Café Italiano:

Un cliente trajeado se acerca a la barra, solicita la atención del camarero y pide un Expresso en voz alta y clara no sin añadir a su acentuación un ligero tono italiano.

El camarero se da la vuelta, mira fijamente a el cliente y le pregunta que si es italiano a lo que el cliente le contesta que no, el camarero le da unos golpes amistosos en el hombro y en tono paternal le dice: ..."entonces, tu majete, lo que quieres es un cafe solo"...

Café capuchino:

Una clienta con un traje de marca pide un café capuchino a el camarero, el camarero se rasca su calva peinada con cortinilla, se rasca su panza cubierta por una camiseta de de tirantes llena de lamparones, mira hacia la máquina de cafe que tiene ronchas de óxido, manchas de cafe y de leche secas las cuales delatan una clara falta de mantenimiento y limpieza, vuelve a mirar a la clienta tras la mugrienta y aceitosa barra, se rasca sus peludos hombros y le contesta a la chica: ..."bonita, tu te has perdido... ...¿no?"...

¿NATILLAS?

¿NATILLAS?

27 comensales, me encuentro sirviendo los postres.

¿Natillas?, a quien le faltan estas natillas, a ver por favor... ¿natillas?, ¿quien tiene natillas?, ¿has pedido natillas?... ...yo no, no tengo natillas... ...a ver por favor, ¿a quien le faltan las natillas?... ...a mi no, yo tengo arroz con leche... ...¿Natillas?, ¿quien tiene natillas?, ¿quien me ha pedido natillas?... ...yo no, yo no he pedido natillas... ...¿nadie a pedido natillas?, ¿natillas?, ¿nadie?.

Me llevo las natillas de vuelta a la cocina, pasan unos 10 minutos y procedo a servir los cafes.

...Oiga, perdone, llevo un rato esperando mi postre, les has sacado el postre a todos menos a mi... ...¿No serán natillas?... ...Pues si oiga...

Mientras acabamos de dar las comidas, doy gracias por ser solo un extra y no tener que aguantar a la humanidad mientras llenan el buche.

EL CAMARERO MÁS BORRACHO DEL MUNDO

EL CAMARERO MÁS BORRACHO DEL MUNDO

Durante años de trabajo, creía que ya había presenciado a el camarero más borracho del mundo, pero por fortuna la vida nunca pierde la capacidad de darte sorpresas y durante una buena parte de la noche gocé de las aventuras y desventuras del que hasta ahora goza del título: "El camarero más borracho del mundo".

Lo bueno que tienen las fiestas que se celebran esporádicamente y que congregan a miles de personas es que es una buena forma de sacarte unos dinerillos extras de forma fácil (Se trabaja con plástico, cartón, cerveza y refrescos de tirador) y amena (puedes emborracharte sin que esto tenga graves consecuencias en tu trabajo, a no ser de que te emborraches mucho), que te ayuda a pasar mejor el mes, lo malo es que suelen ser en condiciones de trabajo poco controladas, poco higiénicas y poco profesional, en consecuencia el número de camareros amateurs que trabajan en estas fiestas es muy alto puesto que es altamente difícil encontrar camareros decentes (y pagarlos) para un día esporádico.

Así pues llegue a la zona de la fiesta, el recinto estaba organizado de tal manera que se dividía por barras puesto que la fiesta la organizaban varios colectivos, algunos de estos colectivos habían decidido contratar y pagar camareros de profesión mientras que otros colectivos habían decidido que los miembros de dichos colectivos serian los camareros, por turnos, para ahorrarse unos eurillos, aunque estos no hubieran servido una copa en la vida.

La barra en la que yo trabajaba se encontraba pegada a otra barra donde actuaban varios de estos camareros "amateurs" y tras ayudarles y enseñarles a como se cambiaban los barriles de cerveza, los bidones de refresco y solucionarles varios problemas con las bombonas de gas, estos camareros "amateurs" nos empezaron a coger cariño y era frecuente que sobre la separación de las dos barras se pusieran rondas de chupitos a su cargo.

El personaje al que durante el trascurso de esta historia lo conoceremos por "El Sucio" (por motivos que explicaré a lo largo de este relato), así pues "El Sucio" empezó su turno un tanto borracho y continuo bebiendo de una forma normal durante las primeras horas de su turno (claro está que llamamos normal al ritmo al que bebía "El Sucio" en comparación con como acabó bebiendo puesto que pocos mortales podrían seguirle en lo que a beber se refiere). Yo seguía a mis asuntos y para cuando quise darme cuenta y volví a fijarme en la barra en la que trabajaba "El Sucio", este ya se había desbocado.

"El Sucio" bebía de un baso apoyado sobre el posabotellas tras la barra, un cliente se acerca a la barra y le pide un cubata de ron, "El Sucio" con aparente dificultad de movilidad y comprensión del entorno debido a su estado etílico consigue arrojar unas gotas de ron dentro del vaso sin hielo, puesto que se le ha olvidado echarlos, tras rociarse el brazo y la mano que sostenía el vaso con el fruto de la caña de azúcar, tras esto "El Sucio" rellena el resto del vaso en el grifo de Coca Cola con dicho líquido. El cliente pone cara de pocos amigos al ser consciente de que el cubata que le van a servir ha sido puesto con tan poco acierto pero cambia la cara a asombro total al presenciar como "El Sucio" lejos de darle el cubata a el cliente, se lo lleva a la boca y le pega un gran sorbo, vuelve a apollarse en el posabotellas y continua tranquilamente bebiendo el cubata que acababa de servir. El cliente pide su bebida a otro camarero.

Otro cliente se acerca a la barra y le pide a "El Sucio" un vodka con limón, "El Sucio" consigue arrojar unas gotas dentro del vaso, que esta vez tenia hielo, tras bañarse en vodka al intentar atinar, no obstante ahora a descubierto que apoyando la cadera en la barra e inclinando el cuerpo hacia dentro de la misma, la estabilidad que se gana permite que caiga más bebida dentro del baso y se derrame menos, así pues tras rellenar el resto del vaso con limonada y para asombro del cliente, "El Sucio" se vuelve a apoyar en el posabotellas y empieza a beber del combinado que acababa de servir, el cliente le pregunta que es lo que hace y tras un intercambio de palabras en las que el cliente le explicaba lo que acababa de ocurrir a "El Sucio" que con cara de a quien le están explicando la teoría de la relatividad en etrusco intentaba comprender lo que el mismo había hecho, tras esta breve disertación el cliente consigue que "El Sucio" le vuelva a servir otro vodka con limón, tras esto "El Sucio" ignora el vodka que se estaba bebiendo y se sirve un nuevo ron con cola, se apoya de nuevo en el posabotellas y bebe de su recién servida bebida.

Los siguientes clientes que pidieron sus copas a "El Sucio" tuvieron que ver como la primera ronda que ponía era bebida por el mismo y se veían obligados a volver a repetir la petición o bien pedirle sus bebidas a otro camarero, "El Sucio" parecía ajeno al desarrollo normal de las cosas y por supuesto al de los acontecimientos. Cada vez que servia una copa se empapaba en alcohol tanto por dentro como por fuera y conforme avanzaba la noche, con cada copa que ponía, la tendencia a empaparse en alcohol más por fuera que por dentro iva en aumento.

En un instante la barra se llenó de copas a medio beber o casi sin empezar puesto que cuando "El Sucio" servia una nueva ronda (a la que le hacia el paso por la aduana) se olvidaba de la anterior.

"El Sucio" me cogió especial cariño, tanto que intento hacerme pasar por encima de la separación de las dos barras, para que trabajara junto a el cada vez que me abrazaba de forma cariñosa y efusiva cuando me invitaba a un chupito mientras que yo insistía en que fueran cosas suaves.

En una de sus invitaciones, "El Sucio" decidió que el siguiente chupito al que me iva a convidar fuese de vodka negro (Para el que no lo conozca es un licor cuya textura y color es parecida a la tinta del calamar cocinada y cuyo sabor tiene un ligero matiz comparable con el licor de mora pero con una mayor graduación). "El Sucio" tomo en sus mugrientas manos, cubiertas por infinidad de restos de licores y refrescos, una botella sin empezar de vodka negro y empezó a intentar verter el contenido de dicha botella sobre los dos vasos de chupito preparados para ser rellenados y bebidos. fue necesario que "El Sucio" acabase con 3/4 partes de la botella para llenar tan solo la mitad de los chupitos mientras el resto del líquido resbalaba por la barra hacia el suelo, no obstante "El Sucio" se percató de que los chupitos no habían quedado suficientemente llenos y vacio el resto de la botella sobre los vasitos sin que una sola gota de líquido aterrizase dentro de dichos vasos sino que salpicase sobre el abundante charco que había sobre la barra consiguiendo varios lamparones negros en la camisa de "El Sucio".

Levantamos los vasos y brindamos por alguna tontería, no obstante, "El sucio" no quedó saciado con el contenido del vaso y apoyando las dos manos sobre el charco de vodka negro que había sobre la barra empezó a lamer el mismo pero con la borrachera que portaba acabó cayendo de bruces sobre el y arrastrando la cara y el pelo por todo el charco de vodka negro mientras pegaba grandes sorbos del líquido derramado. Cuando "El Sucio" volvió a incorporarse toda su cara goteaba vodka negro (El vodka negro no se va de la piel si no se lava con agua y jabón durante mucho rato frotando enérgicamente) y caía por su cuello marcando largos lamparones sobre su camisa.

Conseguí eludir un abrazo y un apretón de manos que hubieran marcado para siempre la camiseta blanca que llevaba y "El Sucio" volvió a ponerse un cubata, olvidando el que se había puesto instantes antes de convidarme a un trago.

"El Sucio" llego a un punto en el que vagaba por la barra de un lado a otro y su descordinación no paraba de arrojar botellas y vasos al suelo que gracias al destino era de madera, cuando se servia un cubata le pegaba un par de tragos y lo depositaba en la barra, aunque a veces fallaba el blanco y lo depositaba unos centímetros antes de la superficie donde debía apoyar el culo del vaso y en consecuencia este caía al vacio, la barra donde trabajaba "El Sucio" era ya un caos y sus compañeros al límite de sus paciencia, lo empujaron fuera de la barra pese a que "El Sucio" intentó oponer resistencia pero que debido a su etílico estado no fueron mas que dos manotazos lanzados al vacio.

Con esto "El Sucio" al otro lado de la barra bebía de cualquie vaso que estuviera a su alcance, cosa que no importaba demasiado puesto que casi todos los vasos eran suyos y de echo acabó en un santiamén con todos los vasos que se encontraban a su alcance aunque en honor a la verdad cabe decir que la mayoría del líquido acabo cubriendo su camiseta y sus pantalones o en el suelo, debido a la total falta de coordinación boca-mano.

Cuando por fin terminó con todas las copas tanto propias como ajenas empezó a pedir que le sirvieran una copa a lo que sus compañeros se negaron y en consecuencia "El Sucio" intentó entrar a la barra para servirse la copa el mismo pero una enérgica patada-empujón por parte de un compañero suyo le hizo desistir de sus intenciones pero solo fue momentáneamente puesto que en un despiste consiguió colarse de nuevo dentro de la barra.

"El Sucio" no llegó a servirse la copa, cayó de bruces contra el suelo y rodó hasta debajo de una mesa donde se quedó etílicamente dormido y donde fue abandonado por sus compañeros cuando se cercionaron de que todavía respiraba.

Ahí se quedó "El Sucio", sus compañeros ya se habían marchado, nosotros nos ívamos, en el recinto de la fiesta tan solo quedaban unas pocas personas recogiendo equipamiento de imagen y sonido o barriendo la gran cantidad de desechos y el continuaba durmiendo sobre el suelo y bajo una mesa.

EL ÚLTIMO TEMPLARIO... ...ARMADO.

EL ÚLTIMO TEMPLARIO... ...ARMADO.

Mi gusto por lo absurdo y los portadores de historias absurdas es infinito, sobre todo cuando están borrachos, así que cuando de la boca de este especimen salieron historias que en si mismas eran un filón para los mineros de lo absurdo, no escatimé en gastar simpatia para que dicho especimen no huyera de la barra y se llevase consigo esa cantidad de absurdeces y locuras para contarselas a otro que no fuera yo.

Describiendo a este individuo, siempre con sus propias palabras, se podria decir que delante de mi tenia a un personaje cuya dedicación era pelar palomas, trabajo que compartia con el de ser templario, es más, era el jefe templario de la comunidad donde el residia, podia leer el futuro y en las mentes de las personas, de echo, se ofrecio a decirme el dia y la manera de mi muerte, circustancia que no quiso revelar por más que le insisti una y otra vez, me comentó la de gente que habria que castigar (tal y como harian los templarios), sin olvidar que era un ferviente religioso (no olvidemos que era templario) que me ofrecio a convertirme al cristianismo a ostias (puesto que discutir de una forma fanática de religión y política con borrachos extremistas defendiendo la postura contraria, es uno de mis pasatiempos favoritos). La discursión hubiese continuado de forma agradable y amena de no ser porque en un gesto emocionado, mi interlocutor alzó los brazos por encima de su cabeza y bajo su americana se dejo ver una el tenue brillo de una automática colgando bajo su sobaco.

Tras eso terminé las discursión, no sin antes llevarme un par de últimos tesoros y de que el tipo me invitase a una paella y a navegar en su barco.

El resto de la noche me la pasé analizando la esdrújula conversación que habia mantenido con el templario, con la esperanza de que los tests psicotécnicos que realiza la policia en las pruebas de accesos no fuesen tan fáciles de burlar.

Tiempo despues me enteré de que no era el único al que el templario habia iluminado con su sabiduria y que en sus correrias por la ciudad habia realizado la misma hazaña en otros lugares en los que incluso llegó a empuñar su arma para mostrar dicha herramienta a su interlocutor y que yo no era el único camarero invitado a una paella y a navegar en su barco...

... y si, los tests psicotécnicos de la policia si que son fáciles de burlar.

¿QUE HACES MARIA?

¿QUE HACES MARIA?

Maria entro en el local un tanto borracha, mejor dicho, entro ya borrachísima. Maria no entró sola al local, entró con tres amigas suyas y dos de los novios de estas amigas.

Tanto Maria como sus amigas eran bastante pijas y tan solo Maria estaba sumida en una profunda borrachera ..."¿Qué haces Maria?"... era lo que le deian sus amigas cuando le reprochaban que Maria estubiera haciendo alguna tonteria, sobre todo cuando Maria se lanzaba al cuello de algún chico sin casi intercambiar palabras o cuando Maria me pedia copas muy cargadas, aunque sus amigas cuidaban de ellas "mas o menos" y según sus palabras le impidiesen comportarse como una "puta borrocha", sus amigas, que cada vez se ivan cansando del comportamiento de "puba borracha" de Maria, se artaron ya definitivamente de ella cuando Maria, en su infinita borrachera se lanzo a los morros del novio de una de sus amigas ante la cara de estupefacción de todas ellas, fue la última vez que Maria escuchó la coletilla que le habia seguido durante toda la noche: "¿Qué haces Maria?".

Sus amigas y sus respectivos novios tras unos empujones y un bofetón a Maria que anunciaba el final de una amistad , la avandonaron a su suerte dentro del local, donde Maria, siguio dando tumbos y besándose con diferentes chicos al menos las pocas veces que consegui verla a lo largo de la noche.

Nos encontramos a Maria inconsciente en el baño, tirada entre la taza y la pared, entre meados y vómitos, polvo en la nariz, con los pantalones bajados y una corrida en la cara.

¿Qué hicistes Maria? seguramente se preguntó ella al día y las siguientes semanas.

NIÑO PEQUEÑA

Imaginate que eres el hermano pequeño de una familia de cuatro hermanos, todos ellos, incluido tu, varones, osease, todos hombres. Al nacer, tu padre acude al registro y te pone de nombre Manolo, no obstante tu madre deseaba tener una niña y el parto mediante el cual tu has nacido ha sido complicado y tu madre no podrá tener más niños.

Así que tu madre te deja el pelo largo, te viste de niña y te llama Laura, no solo eso sino que te presenta a sus amigos y familiares como Laura, con tu pelito largo, tus pendientes y tus vestiditos de niña. Cuando ya cumples 4 años empieza a ser evidente que no eres una niña y tu madre desiste en vestirte como una niña y por primera vez en tu vida te visten como a un chico.

A día de hoy, la persona un tanto bebida que me contaba esta historia y me enseñaba la foto de una niña de unos 2 años que aseguraba que era el, seguia queriendo a su madre pese a que durante los 45 años de vida que habia vivido Manolo, ella, le seguia llamando Laura.

Siempre me ha llamado Laura, delante de todo el mundo, al principio fue gracioso, luego pasó a ser ridículo y finalmente nos acostumbramos... dice Manolo.

LUCIA

LUCIA

Amada por muchos, querida por pocos y abandonada por todos, tal vez, esa sea la frase que mejor define la vida de Lucia. Lucia no se llamaba realmente así, es un nombre que he escogido, principalmente porque me encanta ese nombre.

Lucia era una mujer, pero antes habia sido una chica, una chica simpática a la que nunca le importó hacerse la tonta mas de la cuenta o dejarse manosear más de lo estrictamente necesario y lo que el decoro inpone para caer bien a los hombres, no creais que Lucia era una guarra del monton o que era una chica fácil, habia que encajar mucho en los perfiles de hombres que buscaba para que Lucia ofreciese sus encantos, eso si, jamás dijo que no al beso de un chico guapo.

Alguno de esos hombres, hombres puesto que a Lucia le gustaban mayores que ella, decian que acostarse con Lucia era más caro que una puta de lujo, puesto que Lucia era una chica que tenia vicios caros y poco dinero, aunque nunca le hizo falta puesto que su encanto le consiguio en abundancia copas, coca, vestidos y según que regalos que un hombre jamás regalaria a una chica sino fuese por el intento de acostarse con ella.

Lucia rompio el corazón de cualquier hombre que cometio el error o la imprudencia de enamorarse de ella, porque Lucia tenia un algo que hacia que los hombres se enamorasen perdidamene de ella, ese mismo algo que le hacia acostarse con casi todos. Cuanta sangre se derramó en las puertas de bares y discotecas por poseer el cuerpo de Lucia, cuantos corazones rotos dejó a su paso y cuantas pollas duras, puesto que Lucia calentaba todo pero solo elegia lo que le gustaba. Muchos idiotas acabaron muy mal pensando que Lucia, aunque lo parecia, era una chica fácil.

Cuando yo la conocí, hacia ya 20 años de todo esto y me enteré de todo esto mediante a compañeros de trabajo que la conocian y a testimonios de varios que tubieron la fortuna o la poca fortuna de conocerla, a ella, a sus encantos y a su cuerpo, ahora ya tenia cerca de los 40 años (sino los pasaba) y aunque todavia seguia teniendo un cuerpazo, le seguian gustando los mismos hombres que le gustaban cuando tenia 18 pero a estos hombres le seguian gustando las chicas de 18 y Lucia, que ya no triunfaba tanto como antes se tenia con conformar con chicos y hombres que ya no se acercaban tanto a su perfíl.

Hace ya tiempo que la conocí, yo era un crio que casi ni sabia poner una copa, me acosté con ella un par de veces y descubrí que tras ese cuerpo que tantos habian amado y poseido, que tras esos ojos que habian vivido y visto tanto, se escondia una profunda soledad que se notaba en sus abrazos o en la forma que tenia de morderte los hombros mientras la tenias agarrada entre tus brazos.

Pasaron los años y la volvia a ver, yo ya era un hombre, ella un esperpento de mujer, borracha, vieja, arrugada, perdida, mendigando abrazos de hombres que estuvieran lo suficientemente locos o borrachos como para acostarse con ella.

No puede nada más que sentir pena por esa mujer que podria haber tenido a el hombre que quisiera o cualquier cosa que hubiese deseado y que no tenia nada.

 

..."fuistes la niña de azul, ahora eres la vieja verde"...

Los Suaves 

EL CAMARERO MAS BORDE DEL MUNDO

EL CAMARERO MAS BORDE DEL MUNDO


Un dia malo, realmente malo, le puede pasar a cualquiera, un día en el que no estas a tono, en el que todo el mundo se podria ir a la mierda y a ti te daria igual, así que encima de trabajar tienes que poner buena cara porque estás a la vista del público, menos mal que no soy puta puesto que sino, ademas de sonreirles me los tendria que follar. Pues no, no pienso poner esa sonrisa estúpida ni reirme de chistes que no me hagan gracia, no voy a ser un simpático forzoso, hoy me la suda todo, pero si lo pienso en profundidad, jamás lo he sido, no obstante, hoy, si cabe, lo seré menos.

El primer gracioso de la noche sale escaldado cuando le digo que su gracia es patética en vez de graciosa, a el no le hace gracia y me dice que soy un borde, claro, le digo, soy tan simpático como tu gracioso, se marcha, una chica guapa me sugiere que la invite a algo, le invito a chuparme la polla, ella declina mi invitación de forma demasiado grosera y me obliga a decirle que se labe la boca con agua y jabón antes de chuparme la polla. Le digo a una chica preocupada que no es mi problema que ella haya perdido el bolso con toda la documentación, que hubiera tenido más cuidado, cuando ella me recrimina mi actitud poco "empática" le respondo que si tubiera que ayudar a todos los tontos cuando hacen tonterias cobraria por ello y no por poner copas, que se busque la vida, tu lo has perdido tu te lo encuentras. No atiendo a un extranjero porque no me sale de los huevos hablar ingles aunque lo domine, utilizo el símbolo universal de "vete a tomar por culo" y atiendo a otro. Tampoco atiendo a otro que me hace esperar un buen rato mientras se decide que es lo que va a tomar, no se lo toma a bien y yo no me tomo a bien que el no se lo tome a bien, intercambio de palabras para saber quien es más chulo y gano yo, continuo trabajando, le tiro los cubatas enteritos por la fregadera a un patán que llevaba cinco minutos buscando el dinero en la cartera para pagármelos despues de haber estado siendo un coñazo para pedirlos, cuando por fin encuentra el billete, intenta pedirmelos de nuevo, cosa que me hace gracia, me rio y paso de hablar con semejante patán, lo ignoro, cosa que no le hace gracia, nuevo pulso de chuleria que gano yo tambien, hago una nueva invitación a chuparme la polla de una señorita que queria ser invitada, de nuevo le tengo que sugerir que se lave la boca antes de proceder, le pego una colleja a un imbécil que tenia el cigarro sobre la barra y me estaba tirando la ceniza sobre los gajos de limón, cuando me pregunta porque le he pegado una colleja le doy otra, no estoy para dar explicaciones, le cojo su cigarro de la mano y se lo tiro al suelo mientras le digo que es un guarro. Atiendo a una chica monísima de forma agradable, soy simpático con ella, le invito a un chupíto, charlo un rato con ella y consigo su número, me dice que soy el camarero más majo del local y se marcha lanzándome un beso al aire, murmuro por lo bajo lo agusto que le petaba el culo a semejante hija de puta y una clienta que estaba al lado me escucha, me mira con cara de sorprendida, me vuelvo hacia ella y le digo que si quiere tambien tengo una ración de polla para ella, me llama flipado y se marcha señalando hacia arriba con el dedo índice mientras le digo que ella si que iva a flipar si me dejaba abrirle el culo,. Un hombre me pregunta amablemente si le puedo atender, le digo que no y me voy a mear al baño, meo, no me lavo las manos, el hombre me vuelve a preguntar a ver si ahora le puedo atender, le vuelvo a decir que no y me voy por botellas al almacén. Mando a el quinto coño a una cuadrilla que no son de la ciudad cuando me preguntan donde pueden ir cuando se cierre el local, a día de hoy todavia estarán dando vueltas por las afueras buscando el local que les recomendé, le digo que no hablo con cornudos a un tipo que sollozaba sobre la barra porque su novia se habia marchado con otra, el tipo se hunde, me fijo en un tipo que hace todo con la izquierda, cuando le atiendo le digo que me pida lo que quiera puesto que yo soy muy servicial con los discapacitados, el tipo mosqueado me pregunta que por que le considero un discapacitado, sencillamente le contesto que porque es zurdo, antes de que pueda reaccionar me voy a otro sitio, le grito a una clienta habitual que deje de follarse a todos los clientes del local que no les deja beber, a ella parece hacerle gracia la broma, a el chico que está con ella no tanto, aún le hace menos gracia que me acerque a ella y le pregunte si ese chico es nuevo o si es un ligue reciclado, a ella le sigue haciendo gracia, el encargado me dice que ha recivido quejas de varios clientes sobre mi antipatia y le contesto que como coño quiere que estemos contentos con la mierda que pagan, me murmura que ya hablaremos y se aleja rojo como un tomate, le tiro a la cara una moneda de 2 céntimos a un cliente que me la habia dejado de propina, le llamo miserable y que se quede su sucio dinero para dar de comer a sus hijos bastardos, un compañero me lleva al almacén y me obliga a fumarme un cigarro tranquilo, salgo de nuevo a la barra, está repleta de gente pidiendo la última copa puesto que estamos a punto de cerrar, atiendo al último que acaba de llegar, todo el mundo se queja, digo que no atiendo a todo aquel que se halla quejado, se encienden las luces, vaso de agua sobre un pobre infeliz que dormia tirado en uno de los sofas de la zona de chupar pollas ("La zona oscura"), le pego un puntapie a otro que dormia muy acomodado en el suelo, le sigo atizando cariñosamente hasta que se despierta e intenta abandonar el local por sus propios medios.

Me voy a casa, en poco más de media hora me bebo media botella de ginebra y me fumo un paquete entero de cigarrillos, no recuerdo si oi o lei esta frase y aún menos donde: ..."no se si tengo un problema con el mundo o si el mundo tiene un problema conmigo"...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LAS MADRES SIEMPRE TIENEN RAZÓN

LAS MADRES SIEMPRE TIENEN RAZÓN

Tras una ronda de chupitos de Baileys con licor de avellana (Fray Angelico) y otra de Ponche Caballero con Lima, las dos chicas se vuelven hacia mi, dos chicas monas que no explosivas, me piden que les ponga el chupito que a mi me de la gana, les pregunto si realmente se fian de mi, me dicen que tengo cara de buena persona con una sonrisa de oreja a oreja, con una sonrisa todavia más pronunciada que la que ellas me dirigen les pregunto si se fian de las apariencias, una de ellas decide preguntarme que es lo que me dice mi madre que soy, le respondo que mi madre dice que soy un cabrón, la otra chica me contesta que ya será para menos que aún así tengo cara de buena persona e insiste en que les sirva dos chupitos de lo que yo quiera, les contesto que ellas verán y procedo a servirles un par de chupitos de lo que yo quiera.

Una de las chicas urga en su bolso en busca de un billete para pagarme la ronda, con un amable gesto le agarro de la muñeca y le digo que no hace falta que me pague puesto que lo van a vomitar, no se si la chica me entiende porque con una sonrisa me contesta que en realidad no soy un cabrón y que mi madre no tiene razón, se beben los chupitos, de trago, supongo que acostumbradas a beber Baileys y al Ponche Caballero, no imaginaban que podia haber algo más ardiente o mucho más fuerte y que por supuesto no puediera ser bebido de trago por su fragiles gargantillas.

Una de las chicas consigue levantar la cabeza entre arcada y arcada mientras que la otra continua vomitando sobre el suelo asta la primera papilla, con varios hilillos de vómito colgando de las comisuras de su boca, varios goterones de mocos callendo por su nariz, con los ojos vidriosos y a lloro tendido, con un sonido de voz totalmente gutural entrecortado por las arcadas porvenientes de su estómago ocasionadas por varias sustanciias que desean salir al exterior, la chica consigue decirme que mi madre tiene razón, soy un cabrón.

Y es que las madres siempre tienen razón.

PAJILLA AMOROSA

PAJILLA AMOROSA

Cliente (Borracho perdido): Hoy me han roto el corazón.

Camarero: Son cosas que pasan.

Cliente: Pero me he dado cuenta de que no la amaba.

Camarero: Bueno, algo es algo.

Cliente (Hablando más de la cuenta): Tengo un método infalible para saber cuando amo a una mujer.

Camarero (Sin importarle lo más mínimo): ¿siiii?

Cliente: Cuando rompo con una mujer y la hecho de menos me hago una pajilla, si tras correrme me olvido de ella, eso quiere decir que en realidad no la queria y lo único que hechaba de menos era follármela.

Camarero: ¿y si no te olvidas de ella?

Cliente: Pues me hago otra paja, las que hagan falta, ninguna mujer me ha durado más de 3.

Y la noche seguia, ignorando la desgracia de este hombre que no habia amado a ninguna mujer más allá de tres pajas.

..."El Ping-Pong es como una plostituta que ha sabido envejecel, se taldan años en aplendel sus tlucos, es cluel, se lie de tu cuelpo desnudo, pelo sigues volviendo a por más y más, ¿pol qué?, polque es la única plostituta que puedes pagalte"...

Maestro Wong (Balls of Fury)

LO QUE IMPORTA Y LO QUE NO IMPORTA

LO QUE IMPORTA Y LO QUE NO IMPORTA

Pareja joven, justo en frente mia, mantienen una acalorada discursión. ella le recrimina cierta actitud ante cierta compañera de trabajo, la cual, parece ser que es más cariñosa de lo que deberia de ser para con una compañera de trabajo. El intenta quitarle hierro al asunto declarando que todo son paranoias de ella.

La discursión se complica, derrepente se empiezan a echar en cara cientos de cosas que hacia mucho tiempo que, al parecer, habian pasado, siguen subiendo el tono de la discursion, ya no intentan convencer a la otra parte de que sus argumentos son sólidos, ahora van directamente a hacer daño a l otra parte.

Ella empieza a jugar sucio y declara que con lo mal que folla el y lo pequeña que la tiene se puede liar con la "Tonta de la pelirroja" (la cual es su compañera de trabajo) que seguramente ella acabará pasando de el y se maldice a si misma por salir con un tio tan patético como el. El tranquilamente responde que con lo que grita ella cuando follan, duda que sea verdad que folla tan mal o la tiene tan pequeña, ella contesta que ha fingido todos y cada uno de sus orgasmos. El, pega una gran calada a su cigarro, toma un ligero sorbo a su cubata para refrescar la boca y prepararla para su última respuesta y seriamente mira a los ojos a su novia: ..."no se porqué te molestas en fingir tus orgasmos, nunca me ha importado que te corras o no te corras"...

La mano de la chica es rápida, pero más rápido es el y consigue agarrar el brazo de ella por la muñeca a excasos centímetros antes de que golpee su cara mientras la mira a los ojos, pero comete el error de no reparar en la otra mano, donde su novia sostiene su copa, la cual, en cuestión de segundos, se ve proyectada contra su cara arrojando todo el líquido que contiene sobre su cabeza. El suelta su mano, ella coje su bolso, su abrigo y llamandolo hijo de puta le dice que se puede ir a la puta mierda, ella abandona el local con paso rápido y decidido.

El, empapado, me mira, le paso unas servilletas, se seca la cara como puede, me vuelve a mirar y me pregunta si se ha pasado mucho.

Solo lo necesario, le respondo, antes de estallar los dos en carcajadas.

Los volví a ver, al parecer se reconciliaron.

MARIHUANA, ALCOHOL Y FLAIR

MARIHUANA, ALCOHOL Y FLAIR

Diria que estaba demasiado tranquilo, pero seguramente solo era el shock, sus ojos, demasiado abiertos y la cabeza metida entre sus hombros le delataban, le temblaba el labio inferior mientras intentaba pronunciar un "joder" que al final no consiguio hacer salir de su boca, supongo que yo tambien estaria en su misma situación si hubiera sido a mi al que le hubiera pasado una botella de vodka a semejante velocidad a excasos centímetros de mi cara.

No obstante mi compañero no era el único que estaba en estado de shock, la totalidad de la clientela en un radio de 5 metros se encontraban en su mismo estado, la mayoria de ellos agachados debido a un acto reflejo propiciado por el ruido y sobre todo, por una enorme lluvia de cristales.

Podria decir que toda la discoteca se giró para ver que demonios habia pasado, incluyendo a varios de mis compañeros que en vez de aplaudir y vitorear al causante del accidente, como suele ser habitual en estos casos, se llevaban las manos a la cabeza, asombrados de que no hubiese heridos.

El panorama era desolador, unas 20 botellas de diversos licores hechas añicos formando un divertido collage de colorines, salpicones y cristales rotos por toda la barra, en las paredes y por las cámaras refrigeradoras, otras tantas botellas dispersas por todo el suelo de la barra, con la fortuna de que no habian estallado al golpear contra el suelo y rematando la faena los cristales más o menos enteros de unos 40 vasos de cubata esparcidos por todas partes.

Jamás pense que una botella de vodka fuera capaz de hacer semejante destrozo, sobre todo con un truco que he hecho un millón de veces y que solo me falla una de cada millón de veces que lo hago. Arrojé la botella en un cambio de mano a contravuelta por detrás de la espalda, demasiado rápida, demasiado desviada, yo fui demasiado lento, la botella se estrelló contra la vitrína trasera arrastrando tras de si varias botellas, con la mala fortuna que en vez de romperse, salio rebotada contra los extantes delanteros,en un giro imposible, desafiando a las leyes de la física (y tal vez a alguna de la química),situados en la parte superior delantera de la barra rompiendo un par de ellos. En ese momento, mientras caian todas las botellas que en estos se sustentaban, me convencí de el error que era poner baldas de cristal en la barra de un bar puesto que calleron sobre las pilas de vasos almacenadas para su uso inmediato, provocando una mortifera lluvia de cristales y alcohol en un radio demasiado extenso.

Pringados, sucios, pegajosos y llenos de cristales, mi compañero y yo nos miramos, por fín suelta el joder que hacia rato le rondaba en el paladar y que no atisbaba a pronunciar, miramos a la clientela, estában asombrados, acongojados, perplejos, muchos todavia con la cabeza entre las manos, pringosos y muchos de ellos con las ropas llenas de minúsculos cristales y enormes lamparones de diversos licores.

Ese dia aprendídos lecciones muy importantes: La marihuana y el alcohol es mejor no tomarlos cuando vayas a hacer flair y que el potencial de destrucción de una botella de vodka del malo es infinito.

Ese día una chica aprendio otra lección muy importante: a veces, es mejor no pedir a el camarero que te repita ese truco con la botella que tanto te gusta.

COSAS QUE PASAN

- ¿Cual es el problema que asola tu alma?

- Que amo tanto a una mujer que siento que muero cuando no noto su presencia.

- ¿Tanto la amas?

- Tanto que no me importaria que amase a otro hombre con tal de que me dejase pasar unos segundos acurrucado a su lado, tanto que no me importa que no me ame, la amo incondicionalmente.

- ¿Entonces cual es el problema?

- Que ella no me ama pero quiere quererme, que me encanta la persona que soy cuando estoy con ella y detesto la persona en la que me convierte.

- Difícil dilema.

- No hay tal dilema, tan solo hay dolor.

- Hay más mujeres.

- Tan solo son cuerpos. 

Uno de Enero, 7:30 de la tarde, cae la noche, frio intenso, demasiadas copas despues de trabajar pero no las suficientes, demasiado tabaco pero no el necesario, distintas caras las mismas historias, un año que empieza otro que se acaba.

LA BODA

LA BODA

Son las 23:30, aún me estoy metiendo la camisa blanca de trabajo dentro de los pantalones negros, tambien de trabajo, mientras camino de forma apresurada por los sótanos de un gran hotel sobre los que se encuentran varias salas de banquetes donde se están celebrando diversas celebraciones.

Tras recorrer varias estancias repeltas de tuberias, máquinas y calderas, cargadas en un ambiente demasiado húmedo y demasiado caliente, llego a la enorme cocina repleta de fogones llameantes donde una jefa de cocina instiga a sus subordinados a grito pelado, los cuales, sudorosos y aceitosos, tratan de apresurarse en sacar adelante demasiado trabajo incluso para semejante ejercito de cocineros y ayudantes de cocina, el ambiente es expeso, aceitoso, hace demasiado calor, todo el mundo suda, sigo avanzando. Llego a otra sala contigua a la de la cocina donde los ayudantes de cocina van depositando los platos y las raciones y una marabunta de camareras los recojen para sacarlos a la sala donde se está celebrando el banquete. Sigo a las camareras, rápidas, con cara de pocos amigos, agotadas. Llegamos a otra sala donde un gran número de ayudantes de cocina introducen platos sucios en enormes máquinas friega platos y los debuelven limpios y calientes a los enormes estantes que lapidan las paredes de la sala ya de por si repletas de platos limpios, las pilas de platos sucios se acumulan y la jefa de la sala de fiestas pega cuatro gritos, da dos palmadas y maldice en voz alta mientras entre dientes murmura lo descontenta que está con sus trabajadores. En sus manos se refleja que no ha fregado un plato en su vida.

La jefa de sala se dirige hacia nosotros... ..."¿Sois los camareros?"... respondemos afirmativamente y nos explica brevemente donde está la barra, la máquina de hielos, los refrescos, botellines y botellas, nos informa de la lista de precios y hasta que hora dura la barra libre, hasta las 5:00 de la mañana, a partir de entonces se cobrarán las copas a un precio que ella llama "normal".

Una camarera entra elebando el grito en el cielo mientras se caga en lo más sagrado y es inmediatamente reprendida por la jefa de sala a lo cual la camarera responde que está cansada de que uno de los viejos sentados en una de las mesas que ella atiende le toque el culo cada vez que pasa a su lado, que se lo ha dicho una y otra vez y que lo único que ha obtenido ha sido las risotadas de toda la mesa en vez de una disculpa, la jefa de sala lo soluciona encargando a otra camarera más vieja y más fea que se ocupe de la mesa e ignora las quejas de su subordinada.

Nunca he conocido a una camarera de comedor o de bandeja guapa que supiera trabajar bien, supongo que la mayoria de ellas encuentran mejores trabajos o mejores puestos e incluso conocen a algún cliente que se puede permitir el mantener a una camarera de bandeja guapa para que mantenga y tenga a sus retoños, en esta profesion solo quedan las menos agraciadas, las guapas no duran demasiado, se queman demasiado deprisa, los clientes les tocan más el culo y les dicen más barbaridades, es un trabajo para feas y viejas.

La marabunta de camareras se acerca a la barra, les servimos las copas que les han pedido los clientes tras los postres y los cafes, llega el dj, empieza el baile, la novia y el novio lo innaguran, se deduce que no es la primera vez para ninguno de los dos, ambos ya han innagurado algún que otro baile nupcial, los familiares y amigos de ambos bandos acuden a la barra, barra libre, la gente se vuelve generosa y pide consumiciones para todo el mundo, aunque no quieran, no les cuesta nada, trabajo a destajo, a la batalla, el dj pincha música de mierda, grandes éxitos de hoy ayer y siempre, para toda la familia, los niños se excandalizan incrédulos al ver que mama pierde el pie porque le ha dado demasiado a la tónica y las burbujas se le han subido a la cabeza, palmaditas en la espalda, se reparten puros, sonrisas hipócritas, se preguntan unos a otros que tal les va la vida, puñaladas en la espalda, un primo borracho se mea en una maceta, una abuela baila sentada demasiado borracha por culpa del champan, botellas vacias, botellas rotas en el suelo, vasos a medio vaciar por toda la sala, los niños se quedan dormidos en cualquier sitio, el ambiente se carga de humo, de sudor y de alcohol, se siguen repartiendo puros que se meten en bocas llenas de sonrisas, un abuelo se queda dormido en una silla con el puro en la boca, una pareja tiene una bronca colosal mientras otra pareja rie mientras dicen que siempre están igual, no se si se refieren a igual de cabreados o a igual de borrachos, las 5:00, se acaba la barra libre, clientes estúpidos nos preguntan porqué, otros tratan de convencernos para que saquemos la última ronda, les respondemos que hablen con los novios que son los que han contratado la sala, se termina la generosidad, los clientes ya solo piden para ellos o para los más allegados, ya no quedan niños, del dj recoge y se va, pasamos a poner música de lata, los hombres se atan las corbatas a las cabezas, los cuidados vestidos de las mujeres pasan a ser montones de trapos que a duras penas tapan las vergüenzas de sus portadoras, hace rato que los novios se han retirado, hay un pequeño enfrentamiento entre dos hombres porque la mujer de uno de estos tonteaba con el otro, las familias borrachas discuten entre si por antiguos rencores, cuchicheos, alegrias, los que están demasiado borrachos y tienen la suerte de tener una pareja responsable son recojidos por susodicha pareja y abandona el local, son las 7:00, los restos de los invitados abandonan el local, se apaga la música, se encienden las luces, la sala está rebentada, parece que ha pasado un huracán, me sirvo un gintonic, recojo mi sobre, amanece en el exterior, enciendo un cigarro, que asco de mundo.

Me voya a casa.

VERDADERA NATURALEZA O LA NO NEGACIÓN DE UNO MISMO

La chica no era la más guapa del universo, pero aún así no dejaba de ser mona, si tenemos en cuenta el excesivo partido que le sacaba con su forma de vestir a sus ya de por si excasos atributos que no engañaba a nadie, tras una segunda y más minuciosa inspección a el cuerpo de la muchacha.

Tras una breve charla, atenderla y de que me abonase su consumición, sobrevino una curiosa conversación de dobles sentidos subidos de tonos y repletos de alusiones sexuales, donde los dobles sentidos ni se ocultaban demasiado ni habia que buscarlos de forma minuciosa en las frases que intercambiábamos. Este último intercambio de alusiones sexuales encubiertas acabó con la frase: "soy una chica fácil" saliendo de entre los dientes de la muchacha, que marcaban una amplia sonrisa en sus repintados labios, mientras me acariciaba la mano, más comcretamente uno de mis dedos, el cual, si hubiera sido mi polla me hubiera tenido que correr.

Aparté ligeramente la mano y reflejando su sonrisa con la mia cual espejo le dije: "no eres fácil bonita, eres simple".

La muchacha ya se habia alejado no sin antes dejarme claro una larga lista de insultos que pensaba sobre mi, cuando un compañero se me acerca y me dice que follaria mucho más si no fuera tan extremadamente borde.

¿Qué le voy a hacer yo si es mi naturaleza?

SITUACIONES SUBREALISTAS

1.- Casualidades innevitables.

Cliente: ¿Me pones un 43 con Red Bull?

Camarero: Si claro, pero esta noche hay una promoción de Burn y si me pides Burn te doy un regalo.

Cliente: ¿Burn?, ¿Que es eso?.

Camarero: Mira, esta es la botella donde viene el refresco.

Cliente: Que raro, es la primera vez que veo esa marca.

Camarero: Pues ya es casualidad.

Cliente: ¿Casualidad?

Camarero: Si, casualidad, eso mismo pense yo la primera vez que vi esta marca.

Nota: Digo Red Bull y Burn por no decir otras dos marcas. 

2.- Terrible duda que acongoja el alma.

Si en la habitación estamos esta chica preciosa, su perro, yo y nadie más, no estamos haciendo un 69 y yo me estoy comiendo un coño,... entonces... ¿Quien me está chupando la polla?. 

3.- Explicación extensiva. 

Cliente: Perdone, ¿Para sacar tabaco?.

Camarero: Si, muy fácil, me das ese billete, te lo cambio por el mismo valor pero en monedas sueltas, con esas monedas sueltas vas a esa máquina de forma rectangular que está en esa pared, en frente de la puerta, en la parte superior izquierda hay una ranura donde puedes insertar monedas, insertas el precio del tabaco que quieras, no te preocupes si te pasas, la máquina da cambios, como verás, a la izquierda de la ranura tienes varios botones que contienen los logotípos de las diferentes marcas de tabaco que puedes comprar en esa máquina, pulsa la que quieras y por la ranura inferior aparecerá, como por arte de magia, un paquete de cartón que contiene 20 cigarrillos además del lo que te sobre de la diferencia entre el dinero insertado y el coste del tabaco.  

4.- Cuestión de capacidades.

Cliente: Perdone, ¿me puede atender?.

Camarero: ¿Qué pasa, acaso no me crees capaz? 

5.- Falta de claridad en el empleo del verbo.

Cliente: Perdone, ¿tiene cafe?.

Camarero: Si.

... Pasan los minutos.

Cliente: ¿me lo pones?

Camarero: ¿el que?

Cliente: un cafe

Camarero: ¡ah!, ¿pero quieres?, haberlo dicho.
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA CLARA FALTA DE EDUCACIÓN SE PAGA CON LA TOTAL AUSENCIA DE MODALES

LA CLARA FALTA DE EDUCACIÓN SE PAGA CON LA TOTAL AUSENCIA DE MODALES

Comer ajo es un gran placer, claro está que no nos comemos las cabezas de ajo en bocadillo o a palo seco sino que me refiero a sofritos o a ensaladas de tomate aderezadas con sal, aceite de oliva y un poco de ajo picado. Además de sus propiedades culinarias, el ajo tiene muchas otras propiedades naturales muy beneficiosas para la salud siendo muy bueno para el corazón o para el coresterol. No obstante el ajo nos deja un sabor en la boca y un aliento que no es muy recomendable para besar a según que gente o para hablar a excasos centimetros de la cara de alguien.

Esa noche habia cenado yo una enorme cantidad de jamón, de jamón serrano con su pan tostado con ajo, aceite de oliva y lo habia regado con una gran volumen de cerveza, sinceramente, esa noche estaba pletórico y mi aliento era 100% nocivo.

Estábamos sobre la mitad de la jornada nocturna cuando un individuo, con la pechera de la camisa abierta enseñando pelaje, con varios colgajos y esclavas de imitación de oro y fumando un enorme puro se acercó a la barra. Se situo en frente mia, acerque la cabeza mientras le daba las buenas noches para preguntarle lo que queria y en ese momento me escupio una hedionda bocanada de humo de puro respirado sobre la cara, incluso me hizo llorar cuando el humo me entró en los ojos, este era el primer y único hombre que me ha hecho llorar. Cuando acabé de toser y enjuagarme los ojos me pidio un Gin Tónic sin disculparse y sin ni siquiera dignarse a devolverme el saludo.

Soy muy bueno eructando, en serio, puedo provocar auténticos terremotos. Puse mi cara en frente de la del cliente y lei en sus ojos que no se esperaba en absoluto lo que se le venia encima. El sonido que salio de mi garganta hizo volverse a varios clientes y a algún que otro compañero sorprendido. El olor, o mejor dicho, el hedor que salio de mi garganta hizo cerrar los ojos al cliente y estuvo a punto de hacerle saltar las lágrimas.

Esquivé sin dificultad el puñetazo que instintivamente me soltó, agarré una botella y apuntándole con ella le grite que a echarle el humo a la cara fuese a su puta madre, rojo de rabia o de asco se largo cagándose en todos y cada uno de mis muertos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres